Créditos

Microcreditos

Los microcreditos van dirigidos a personas con escasos recursos económicos, que no pueden acceder a las vías de financiación tradicional. Los microcreditos se orientan fundamentalmente a la financiación de pequeños negocios, de actividades económicas generadoras de empleo.

Creación de los microcreditos

Los microcreditos aparecen a mediados de los años 70 del siglo XX, con entidades bancarias en Indonesia, Colombia, Brasil y Bangladesh, a propuesta del Dr. Muhammad Yanus, microcreditosquien entendió que los microcreditos podrían ser un instrumento adecuado para luchar contra la pobreza. Los microcreditos deberían ser capaces de cambiar las condiciones de vida de los aldeanos que los recibieran, eliminando la explotación a la que estaban sujetos. Los microcreditos suplían así, la actividad que las entidades bancarias no consideraban objeto de financiación.

La concesión de los microcreditos no se hace individualmente sino a unos grupos, estos solicitan el prestamo en conjunto y todos los miembros deben garantizar la devolución de los microcreditos. Este sistema de concesión grupal de los microcreditos, es antiguo en España, los préstamos que concedían los pósitos agrícolas lo eran también solidariamente.

Evolución de los microcreditos

A finales de los 70 y principios de los 80 los microcreditos son utilizados por ONGs, por entender que con los microcreditos es posible conseguir el sostenimiento de pequeñas actividades, que precisan de un impulso económico inicial.

Por intermediación de las ONGs muchos microcreditos comienza a ser financiados indirectamente por parte de entidades bancarias tradicionales, éstas aportan la financiación, pero la concesión, gestión y control de los microcreditos queda en manos de las propias ONGs.

Valoración de los microcreditos

No todo sobre los microcreditos son evaluaciones positivas, pues se han formulado muchas críticas a los mismos, entre ellas podemos destacar:

Que los microcreditos no resuelven los problemas económicos, sociales y productivos existentes. Al mismo tiempo favorecen el que los gobiernos olviden gran parte de los problemas de desequilibrio económico y social que sufren sus pueblos.
Acceder a los microcreditos exige una actividad productiva previa, ésta no está al alcance de los más desfavorecidos en muchos países.

Que ofrecen soluciones capitalistas a determinados problemas sociales, lo que implica una privatización de la pobreza.

En esa misma línea la existencia y concesión de los microcréditos supone atribuir al sector bancario la solución de los problemas de pobreza y exclusión social.

Generan un endeudamiento, que hace más vulnerable a sus beneficiarios, los cuales ya se encuentran en una mala situación económica.

La concesión de microcreditos produce una desaceleración de la cooperación internacional, al mismo tiempo aumentan la pobreza de los más débiles, desde un punto de vista económico.

En el mundo occidental bastantes entidades bancarias están denominando a ciertos préstamos personales, dirigidos a la inversión en negocios y actividades profesionales, con el nombre de microcreditos, cuando su filosofía y naturaleza son totalmente distintas.

About the author

admin